Nada es más simple

no hay otra, Norma…

 

Anoche fui a ver a Jorge Drexler al precioso auditorio Adela Reta. Excepto por el detallecito de que mi madre le tiene terror al vacío (no Horror vacui, sino miedo al abismo) y estábamos en uno de los balconcitos, pasamos divino.

Como ya es tradición (donde “tradición” significa “algo que sucedió las dos veces que fui a ver un recital de Drexler”) en varios momentos Jorge hizo preguntas al auditorio, que respondió gustosa y ordenadamente. Una de ellas fue “¿Qué es la entropía?”. Tímidamente se escucharon cosas como “termodinámica” y “desorden”.

Lamentablemente nadie usó mi explicación favorita, que es “la mejor razón para no ordenar el cuarto”.

 

Me quedé pensando en la termodinámica y sus leyes, recordé una explicación que leí o escuché hace mucho tiempo (no me acuerdo dónde) y me resultó interesante como para compartirla.

 

Imaginate un reloj de arena.

Más o menos como éste. (Imagen de la web)

 

El vidrio está cerrado, por lo tanto la cantidad de arena que hay adentro es constante. No entra ni sale arena. La materia (arena, aire, etc) que hay adentro del sistema cerrado (el reloj) no entra ni sale, no se crea ni se destruye; se conserva. Esa es la Primera Ley de la Termodinámica. “Nada se pierde, todo se transforma… u-oh oh oh oh” (¿vieron? volví a Drexler… todo está conectado).

Volvamos al reloj. Si bien no entra ni sale arena, tampoco está quieta. La posición de cada granito cambia con el tiempo, pero no cambia de cualquier manera. El semi-reloj de arriba se va vaciando y semi-reloj de abajo se va llenando. Esa es la Segunda Ley, la entropía (que viene a ser la arena en el semi-reloj de abajo) siempre aumenta. La arena que cae puede producir trabajo en esa caída pero la que ya cayó “gastó” su capacidad de producir trabajo.

Trabajo en este caso no es “voy n horas a un lugar, hago x y me dan j en retribución”, sino que es una forma de energía, particularmente la fuerza que se necesita para que un cuerpo se mueva. Un profe siempre ponía de ejemplo un monitor en un escritorio: si lo dejás quieto, tiene energía potencial, puede llegar producir un trabajo. Si sacás el escritorio y dejás caer el monitor arriba de tu pie, podés sentir perfectamente eso de que “hace trabajo”. Pero una vez que se cayó al piso, el monitor no puede volver al escritorio, vos tenés que levantarlo y dejarlo ahí.

Finalmente, una vez que cae toda la arena podemos decir que el sistema llegó a su situación más estable. Si lo dejás para toda la vida arriba de la mesa, el reloj y su arena no se van a mover. Esto nos ayuda a imaginar un concepto importante; la energía que se gastó (o el trabajo que entregó la arena al caer) no se puede volver a usar, salvo que le des al sistema más energía que la que usó para ir de la situación inicial (reloj lleno de arena arriba) a la situación final (reloj lleno de arena abajo, que en este caso también es la más estable). Para que la arena vuelva a caer, hay que hacer un trabajo, darlo vuelta.

 

 

¿Fuiste al recital o vas hoy? ¿Te gusta Drexler? ¿Te gustan las leyes de la termodinámica?
¡¡Contanos en los comentarios!!

Anuncios
Etiquetado , ,

Soy una bola de fuego

Hace poco vi “Katy Perry: Part of Me”, un documental sobre una gira de la que canta “California Gurls” y “Firework”.  Me gustó bastante pero no vengo a escribir críticas de cine, para eso está 10 de noviembre.

 

La única canción de la que se la letra  Probablemente la canción más popular es Firework. Habla de empoderamiento, nos hace pensar si empoderamiento es una palabra, nos hace bailar y pensar en fuegos artificiales.

Beibi ioraaaaa faaaaaaaaaaaiergüor  (imagen de wikimedia)

 

Originalmente pensaba rumbear hacia los colores de los fuegos artificiales, pero después me encontré con una pregunta mucho más interesante…

En su canción Katy nos pregunta si alguna vez nos sentimos como una bolsa de plástico, o como una torre de naipes a punto de caer; también  nos cuenta que somos un fuego artificial, que debemos mostrar nuestros colores y, bum bum bum, brillar más que la luna. Pero nunca habla de verse planos.

Eso es algo particular de los fuegos artificiales. Casi que no importa desde donde los veas, siempre se ven planos. Y eso es raro… después de todo, es algo que está explotando en el cielo, y las explosiones van del centro hacia todos lados.

Algo así… pero en el cielo y de colores, ustedes saben (imagen de wikipedia)

 

Si pudieras pararte directamente abajo de un fuego artificial podrías ver cómo explota hacia todas las direcciones. Entonces, ¿por qué se ven como si estuvieran en una pantalla?

En general, cuando un objeto se acerca a lo vemos más grande y cuando se aleja, más chico. Con los fuegos artificiales, si bien hay cosas prendidas fuego acercándose a nosotros (también hay partes que se alejan), no nos damos cuenta. Eso es porque el fuego artificial es tan brillante, especialmente contra el cielo de noche, que no podemos estimar de qué tamaño es. La retina del ojo queda saturada por la luz intensa, entonces parece que el fuego artificial no cambia de tamaño, así asumimos que no se acerca ni se aleja y por eso se ve chato.

 

 

Contanos en los comentarios: ¿Alguna vez te paraste abajo de la explosión de un fuego artificial?  ¿Ya te habías preguntado por qué se ven planos?

La respuesta

La foto nisteriosa del post anterior muestra la corteza del árbol Eucalyptus deglupta, conocido como Árbol de los colores o Eucaliptus arcoiris. Es la única especie de Eucaliptus (o “alcolito”, como dice mi abuela) que crece naturalmente en el hemisferio norte.

Autor: Christopher Martin

 

Los colores se deben a que a lo largo del año se van cayendo pedazos de corteza, lo que está debajo es verde. A medida que el árbol envejece, el verde cambia a azul y luego a rojo, anaranjado, naranja o marrón.

Adivina, adivinador. O usa tu criterio.

¿Qué se muestra en ésta foto?

 

Autor: Christopher Martin

¿La respuesta? El lunes.

Ahora es tu turno. En los comentarios contanos qué pensás que puede ser. Y recuerda, pequeño saltamontes, que no hay respuestas equivocadas, sólo interpretaciones creativas.

 

 

Se viene!!

La semana de la ciencia y la tecnología

Durante toda la semana celebramos la ciencia y la tecnología que se desarrollan en Uruguay, hay muchas actividades para todo público, que buscan “inspirar el disfrute por el conocimiento y la vocación de futuras generaciones”.

Eso es la semana que viene, del 19 al 25 de mayo. En el link pueden encontrar el calendario con toooooodas las actividades que se van a realizar en todo el país a lo largo de la semana. Hay de todo un poco, así que los invito a explorar y encontrar actividades para conocer un poco más.

Este año es el Año Internacional de la Cristalografía, por eso muchas actividades se realizan en torno al tema.

 

Y finalmente, citando al Doctor… Allons-y!!

Etiquetado, , ,

¿Qué tienen en común una tira de asado y una bufanda de lana?

¿Que ambas son picantes si les ponés pimienta? ¿Que ambas son alargadas? ¿Que se te pueden quemar si las dejás mucho rato en la parrilla? ¿Que ambas han sido usadas por Lady Gaga en sus apariciones públicas? Si, todo eso es cierto, ¡pero aun hay más!

Encuentre las siete diferencias

Encuentre las siete diferencias (imágenes de internet)

 Este post participa en la Edición XXXV (Edición del Br) del  Carnaval de Química,
cuyo anfitrión es 
Ángel Rodríguez (@1797Angelen su blog CIENCIA PARA TODOS

 

 

Todo lo que nos rodea, todo lo que ocupa un lugar en el espacio, incluyendo el asado y las bufandas, está formado por materia y esa materia está formada por átomos y moléculas. Pero esto no es un clásico caso de “qué tiene que ver chorizo con bicicleta”, sino que tienen más en común de lo que te imaginás.

 

Redoblantes por favor…

 

 

La bufanda está hecha de lana y el asado de músculo, pero mirando con más detenimiento, están hechos de lo mismo. Y no me refiero a lo mismo como en “átomos”, sino que a nivel molecular son bastante parecidas. Las dos están hechas de un tipo particular de moléculas que se llaman proteínas.

 

La carne, como ya sabemos de leer revistas del corazón (digo, no, yo no… una amiga que lee esas revistas, ella me contó) está hecha de proteínas. La lana es el pelo de la oveja, que también está hecho de proteínas.

Mmmm... lana

Hamburguesa con cero calorías (imagen de internet)

 

¿Pero por qué no son iguales, si están hechas de lo mismo?

Bueno, para eso tenemos que pensar un poco en cómo están hechas éstas moléculas. Las proteínas son cadenas de aminoácidos, que son moléculas más chiquitas, y sus propiedades dependen del orden y la cantidad de esos aminoácidos. En ese sentido, las proteínas son como las palabras. Están formadas de unidades más pequeñas (letras en las palabras, aminoácidos en las proteínas) y, dependiendo de cuántas de esas unidades haya y en qué orden estén, forman cosas diferentes y tienen funciones diferentes: no es lo mismo “casa” que “saca” que “cazafantasmas”, lo mismo sucede con las proteínas.

 

Para terminar, seguro te estás preguntando por qué no se puede comer el buzo de la abuela (o tal vez soy sólo yo). Es por la misma razón que no se puede comer esponja de aluminio ni papel. Si bien podemos digerir un montón de proteínas diferentes, la queratina (proteína que forma el pelo) no es una de ellas, así que la próxima vez que busquen un aperitivo original, mejor piensen en sopa de camarón, ¡hey!

Salsa de Ciencia

Ciencia, Multiculturalidad , comunidad

RealScientists

Real science, from real scientists, science communicators, writers, artists, clinicians.

Ciencia Al Dia

"La ignorancia niega o afirma con rotundidad; la Ciencia duda" Voltaire

Wrong Hands

Cartoons by John Atkinson. ©John Atkinson, Wrong Hands

Hola, ciencia

¿Estás ahí?

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com